Cuando la lactancia deja de ser políticamente correcta

Muchas veces me encuentro con madres que están dando el pecho a sus hijos que tienen más de dos años. Las conversaciones que hemos tenido me han hecho recordar las sensaciones y pensamientos de cuando yo misma amamantaba a mis pequeñas que ya no eran bebés o tan bebés y he sentido la necesidad de escribir sobre aquello.

Todos sabemos de los beneficios de la lactancia materna. En otra nota he escrito sobre ello y cada día es menos común decirle a una madre recién parida que la leche de fórmula es lo mejor para su bebé. Sin embargo, al crecer los bebés la gente ya no tiene muy claros los beneficios de la lactancia. Es más, sienten que es perjudicial y aquellas madres que deciden seguir amamantando a sus hijos mas allá del primer año del bebé viven en una especie de limbo sin apoyo, con pocos referentes a los que acudir para pedir ayuda e información. Y aunque parezca sencillo pues su lactancia ya esta establecida, las madres que siguen dando el pecho no lo tienen fácil. Las críticas constantes tanto de familia, amigos y profesionales hacen mella en su determinación y genera cuestionamientos constantes de si lo estarán haciendo bien o no.

Image

Muchas madres que amamantan a sus hijos de manera prolongada lo hacen con plenitud y disfrutando intensamente. Sin embargo, otras se encuentran muchas veces cansadas o confundidas con tanta información cruzada y no saben a quien recurrir para hablar de lo que sienten. A veces el destete se cruza por su mente pero la culpa no les ayuda a tomar decisiones.

No hay razones científicas por las que se deba recomendar dejar la leche materna a una determinada edad, lo esencial es transmitirle a las madres que la lactancia es una parte de la relación madre-bebé que debe darse con gusto y que se debe disfrutar.

Si la madre y el bebé están disfrutando de la lactancia es fantástico y hay que animarles a seguir haciéndolo hasta que lo deseen. Es importante que la madre sepa que lo está haciendo bien y que aunque no es una práctica común no es para nada perjudicial para ella o su bebé.

En los casos en que la madre siente deseos de poner fin a la lactancia también hay que apoyarla y decirle que si hay vida mas allá de la teta y que hay muchas maneras de dar amor, cariño y alimento a nuestros hijos. Que nuestros hijos nos escuchan y que si les comunicamos con amor nuestro deseo el destete ocurrirá y la relación se transformará encontrando nuevas maneras de interactuar y dar amor. Sea cual sea el momento en que la madre desea poner fin a la lactancia, o sean cuales sean los motivos, es importante recordar que se trata de una opción personal y que todos son motivos respetables.

Creo que lo que hay que recordar es que tenemos que apoyar a la mujer como es y respetar las decisiones que toma respecto a la lactancia. Debemos dejar de juzgar y dejar atrás mitos y prejuicios para comprender que la duración de la lactancia es una decisión personal que sólo le compete a la pareja lactante.

Para terminar, como somos seres racionales que necesitamos mucha información les dejo algunos datos concretos sobre lactancia prolongada.

Recomendaciones de la OMS y el UNICEF:

  • Inicio inmediato de la lactancia materna en la primera hora de vida.
  • Lactancia exclusivamente materna durante los primeros 6 meses de vida.
  • Introducción de alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados a partir de los 6 meses, continuando la lactancia materna hasta los 2 años o más.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomiendan un tiempo mínimo de 1 año de duración de la lactancia, recalcando que son tiempos mínimos y que el tiempo máximo queda a elección de la pareja lactante, es decir de la madre y de su hijo. Hay estudios que demuestran que el destete natural podría ocurrir entre los 2 años y medio y los 7 años.

2 thoughts on “Cuando la lactancia deja de ser políticamente correcta

  1. Querida Aivi
    Felicitaciones por el blog – soy una seguidoray que pena cuando nació Sergio no existía este asesoramiento, pero Alana en algun momento quedará embarazada y apenas suceda esto le voy a contar de tu labor. De repente las vas a poder asesorar aunque sea por skype. Me encantaría que esto suceda. Yo sigo con los dedos cruzados para que se embarace. Le va a servir horrores tus consejos.
    Un beso

    Irma

Comments are closed.