El rol del padre en el postparto

El nacimiento de un hijo es algo maravilloso que genera cambios importantes en nuestras vidas. Hablamos mucho de las necesidades de la madre y el bebé y del rol de la madre después del nacimiento, pero muchas veces olvidamos y hasta a veces confundimos el rol del padre durante el postparto. El paradigma actual del padre moderno que participa en todas la esferas de la maternidad es a veces dañino para el equilibrio emocional de la familia durante esta etapa. El padre tiene un rol esencial e importante de soporte a la madre para que ella pueda ser quien cuide al bebé recién nacido, pero de ninguna manera debe intentar ser madre e interferir en las tareas que sólo ella debe y puede hacer. No sólo son los hombres los que confunden su rol al intentar participar intensamente del cuidado del recién nacido, sino también las mujeres al creer que la igualdad de sexos significa que el padre debe participar del cuidado del bebé en la misma forma y tiempo que la madre. Laura Gutman menciona lo siguiente es su libro Puerperios y Otras Exploraciones del Alma Femenina: “el padre queda involucrado en el postparto y está unido a la díada madre-bebé a través del apoyo emocional a la madre, de esta manera se constituye la tríada. Los padres que desconocen el rol paterno tendrán mas impedimentos internos para proteger y sostener el hogar. Frecuentemente quedarán fuera de escena, desplazados en el amor, solos y reclamando atención desde una vivencia infantil, pero abrumadoramente real”.

Image

Dibujo: Entre Mamás

Aquí les dejo una lista de recomendaciones sobre que puede hacer el padre para constituir una tríada emocionalmente fuerte:

Apoyo emocional a la madre: el padre apoya a la madre para que esta pueda a su vez apoyar y nutrir a su bebé.

Apoyo práctico: en la administración de la casa y el cuidado de los hijos mayores. Es importante recordar a la mujer que su rol primordial es el de cuidar a su bebé recién nacido y que sus espaldas están cubiertas en todas las otras facetas de la vida. Es también importante preguntar a la mujer lo que necesita y como se encuentra en todo momento.

Ayuda con el cuidado del bebé cuando la madre descansa: teniendo siempre en consideración que es la labor de la madre el cuidar y nutrir al bebé pues el vínculo que se crea entre madre y bebé es esencial para el desarrollo físico y emocional del niño.

Apoyo incondicional a la lactancia materna a demanda: el padre debe estar bien informado con respecto a la lactancia y sus mitos para poder apoyar a la mujer a lograr el establecimiento eficaz del amamantamiento.

Comprender y aceptar que en el postparto casi toda la energía de la madre está dirigida al cuidado del bebé: madre y bebé son uno en los primeros meses de vida y ambos se necesitan primordialmente el uno al otro.

Buscar ayuda para mantener su bienestar emocional: durante el postparto la madre es incapaz de darle apoyo emocional al padre. La vida del padre ha cambiado también y tiene toda su energía puesta en mantener el equilibrio del hogar para que la díada madre-bebé estén bien. Esta es una gran responsabilidad que muchas veces tiene un impacto fuerte en las emociones y sensaciones del padre. Es esencial que el padre busque apoyo afuera de casa para mantenerse bien y poder seguir apoyando a su familia.

Un padre que decide asumir el rol de “paternizar” y dar apoyo a la madre para que ella pueda “maternizar” al bebé tiene como consecuencia un postparto feliz y equilibrado. Sin un padre que apoye a la madre en las tareas y actividades que requieren estar hacia afuera, la madre no puede darse el lujo de sumergirse en el postparto con intensidad y quedarse hacia adentro, cuidando de ella y de su bebé.

 

5 thoughts on “El rol del padre en el postparto

  1. Hola Aivi,

    Muchas gracias por tus palabras. Las cosas parecen mejorar de a poquito para mí, porque estoy contactando con algunas mujeres embarazadas y abriendo un poco el círculo social. Eso siempre da un poquito de aire y perspectiva.

    He tomado la decisión de no pedirle a nadie más de lo que puede ofrecer, porque si no todo resulta muy frustrante y no vale la pena pasarme esta maravillosa etapa entre sufrimientos y peticiones de ayuda. Quiero disfrutarla al máximo.

    Mientras tanto, sigo empeñada en trabajar mi interior, fortalecerme y seguir creciendo como mujer y como futura mamá… los libros de crianza natural y blogs como el tuyo me están dando mucha fuerza y ayudándome a conectar con la mamífera que vive en mí.

    Un abrazo grande y muchas gracias por tu apoyo virtual.🙂

    Mireia

  2. Querida Mireia, disculpa mi tardanza en la respuesta, no he tenido acceso a internet estos dias. Me apena mucho leer tu relato, ninguna mujer deberia criar en soledad y sintiendose desatendida. Por lo que me cuentas tienes bastante clara tu situacion de pareja y comprendo que te cueste tomar decisiones en este momento pues tu prioridad es la crianza de tu bebe. Sin embargo solo te digo que tu bienestar es esencial en estos momentos pues de eso dependera tu energia para estar con tu bebe y es importante que busques tu equilibrio y tranquilidad.
    Animo, que lo estas haciendo bien, siguiendo tu instinto maternal.
    Un abrazo grande,
    Aivi

  3. Muchísimas gracias por tu respuesta, Aivi. Con respecto a que mi pareja me entienda y me escuche, lo veo bastante imposible, ya que esta frialdad y falta de comunicación no es algo nuevo y parece haberse agravado con el embarazo. Él no quiere saber nada de emociones, de cercanía, de humanidad. Nunca me había sentido tan sola, tan desesperada por recibir o dar un abrazo realmente sentido y lleno de amor. ¡Qué cierto es eso que lo único que hace feliz a la gente es una red amorosa, que hagan sentir a una querida, escuchada y valorada!

    Hago realmente muchos esfuerzos por salir a la calle y pasear con mi perrita, para animarme y enseñarle cosas bellas a mi bebé. En estos países del norte, tan fríos a nivel climático y de relaciones, y sobre todo si no hablas el idioma (sólo hablo inglés y español), es muy difícil conectar con gente, por lo que la sensación de aislamiento se exacerba.

    Yo sé que con respecto a mi relación de pareja lo mejor para el bebé y para mí es separarme, pero ahora mismo resulta imposible, justamente por no tener a nadie que me ayude o me acoja.

    Trato de ser fuerte, de meditar, de enfocarme en lo positivo de la vida, de no perder la esperanza de salir de esta situación, aunque no es fácil sentirse una “simple compañera de piso” con el papá de mi hijo. No me mira a los ojos, no dormimos en la misma cama, no charlamos, no nos abrazamos ni nos besamos, no conectamos de ningún modo. Y trato de hablar de ello y él me dice que siempre encuentro problemas o que tengo alguna queja. ¿Cómo vivir sin amor, sin ser sostenida, ni tocada sensorialmente, sin libertad para expresarme? Cualquier intento de acercamiento o diálogo termina en unos gritos horribles de mi pareja que yo no puedo soportar más.

    Voy a seguir tratando de buscar grupos de mamás o grupos de lactancia o crianza natural donde se hable inglés o español. A ver si logro encontrar un poquito de luz al final de este largo y terriblemente oscuro túnel.

    Muchas gracias por tu apoyo virtual, por leerme y responderme tan rápidamente y con tanto cariño.🙂

    Un abrazo muy grande.

    M.

  4. Hola Mireia. Entiendo lo que sientes. La crianza en solitario puede ser difícil y el ideal es tener apoyo de nuestro entorno, ya sea de la pareja, familia, amigos, redes. Se que no es momento para pedirte esto pero ten paciencia con tu pareja. A veces las mujeres no somos capaces de comunicar a nuestra pareja con claridad nuestras necesidades. Habla con el y cuéntale tu sentir y pídele con claridad ayuda en cosas que necesites. También te recomiendo que busques alguna red de apoyo en tu área. Seguramente existen grupos de mujeres con niños pequeños con las que puedas compartir la crianza, hablar, etc. No tiene que ser un grupo organizado pueden ser mujeres que conozcas que vivan en tu área. Se qué es duro sentirte sola con un bebe y en un país extraño. Pero no dejes que eso te límite. Sal a dar un paseo, habla con la gente, busca grupos que hagan actividades que disfrutes con tu bebe. Yo he vivido lejos de casa y criado dos pequeñas y mi mejor consejo es que salgas a la calle, que no te aísles y que busques apoyo, ya sea en casa hablando con tu pareja o fuera.
    Ánimo, seguro pronto se irán adaptando a su nuevo hogar y te sentirás más cobijada.
    Un saludo,
    Aivi

  5. Leyendo esto se me hace un nudo en el alma, porque mi pareja es muy débil emocionalmente y ni siquiera es capaz de contenerme con los cambios de humor del embarazo. ¿Qué opciones tengo si mi pareja está completamente desconectado del emocional y no tengo familia que me ayude?😦
    Nos acabamos de mudar a Suiza y todo se complica muchísimo, porque ni siquiera tengo una “tribu” de amigos.

Comments are closed.