El nacimiento fisiológico de la placenta…

Este post está basado en el artículo “An actively managed placental birth might be the best option for most women” del blog Midwifethinking. Las imágenes provienen del mismo blog.

placenta imagen

La mayoría de los miedos que tienen las mujeres relativos al parto proceden del nacimiento del bebé. Sin embargo, el momento mas peligroso para la mujer es el nacimiento de la placenta pues  la hemorragia post parto es la principal causa de mortalidad materna.

Después del nacimiento del bebé el cuerpo de la mujer debe seguir trabajando para asegurarse de que la placenta sea expulsada y que los vasos sanguíneos que alimentaban a la placenta se cierren y dejen de sangrar. La idea de este post es explicar como funciona el nacimiento de la placenta cuando sucede de manera fisiológica y natural y que pasa cuando la madre tiene una hemorragia postparto.

La placenta al natural…

Después del nacimiento del bebé las contracciones se interrumpen. En este momento la placenta transfiere la sangre al bebé y deja de oxigenarlo pues comienza a respirar por sus pulmones. Al “vaciarse” de sangre, la placenta pesa menos y es mas pequeña. En este momento la glándula pituitaria libera oxitocina para estimular la contracción del útero. Esta liberación de oxitocina se genera de la interacción madre-bebé, del tacto, del olor, de la succión de los pechos, etc.

Las contracciones uterinas comprimen la placenta y constriñen los vasos sanguíneos que conectan la placenta con la circulación materna formando un coágulo. De esta manera, la placenta no puede mantenerse conectada al útero y se va despegando del centro hacia los lados.

dlp4_343082013.ps

Al liberarse la placenta, el útero se contrae con más fuerza y constriñe aún más los vasos sanguíneos. Las fibras musculares uterinas al seguir contrayéndose funcionan como ligaduras para los vasos sanguíneos evitando que la madre se desangre. El sistema de coagulación sanguínea se activa y se forma rápidamente un coágulo sobre la herida.

dlp4_343082013.ps

La madre siente nuevamente la necesidad de empujar y nace la placenta.

placenta

Como se genera la hemorragia postparto…

El nacimiento de la placenta y la prevención del sangrado excesivo dependen de la presencia de contracciones uterinas efectivas. Las contracciones uterinas ineficientes son la principal causa de una hemorragia postparto.

Las contracciones ineficientes se dan principalmente por la falta de oxitocina o por la falta de receptores de oxitocina en el útero (lo segundo se da debido a la inyección de enormes cantidades de oxitocina sintética durante una inducción saturando los receptores del útero).

Entonces, volvemos a lo mismo. La mejor manera de asegurar que el nacimiento de la placenta sea fisiológico y seguro, evitando así la hemorragia postparto, es que el nacimiento del bebé sea fisiológico y natural.

Y para asegurar un parto fisiológico (tanto del bebé como de la placenta) debemos asegurar la liberación efectiva de “oxitocina natural”. La famosa hormona del amor.

Quiero recordarles que es lo que se necesita para la liberación de oxitocina natural:

Un parto no intervenido, donde la madre tenga privacidad, oscuridad, calor y comodidad. Donde la madre no esté rodeada de extraños y donde madre y bebé mantengan contacto piel con piel e inicien la lactancia después del parto. La madre debe estar tranquila y relajada para no liberar adrenalina pues inhibe la liberación de oxitocina.