Asesoría positiva en lactancia…

Ultimamente he acompañado a algunas mujeres durante el postparto, apoyándolas en el establecimiento de su lactancia. Siempre me ha impresionado la falta de información sobre lactancia del personal clínico, incluyendo enfermeras, asesoras de lactancia, doctores y pediatras, pero lo que más me impresiona es que no son conscientes (o no quieren serlo) de que su actitud y falta de conocimiento hacen daño a madre y bebé y fomentan el fracaso de la lactancia materna.

El postparto inicial (las primeras 48 horas) es determinante para el inicio eficiente de la lactancia y es en ese momento cuando madre y bebé están expuestos al apoyo inapropiado y negativo del personal sanitario. El contacto constante madre-bebé, la información oportuna y adecuada y la actitud positiva y cariñosa son esenciales para una lactancia exitosa. Sinceramente creo que ya es suficiente de escuchar comentarios negativos sobre lo que hacemos y como lo hacemos, de escuchar como nuestro cuerpo es deficiente, nuestro bebé no sabe y nosotras menos… es hora de exigir una asesoría positiva en lactancia.

Exigir que se nos trate con respeto, que se escuchen nuestras demandas, que se nos apoye con cariño, que se nos informe correctamente… es hora de exigir que el personal sanitario que acompaña el postparto se recicle y se forme con seriedad en apoyo a la lactancia materna.

Si queremos apoyar el establecimiento eficaz de la lactancia materna debemos dejar de escuchar lo siguiente, por favor:

1. Es mejor que el bebé esté atendido por las enfermeras en la clínica para que la madre descanse. Madre y bebé deben estar juntos en el postparto siempre, es el momento de conocerse y reconocerse, de olerse, de iniciar la cascada hormonal de la lactancia. Les quiero recordar lo que sucede en las primeras 48 horas después del nacimiento:

Las primeras horas madre y bebé están alerta y energéticos, es el momento ideal para iniciar la lactancia lo que le da el mensaje al cerebro de la madre para que libere prolactina y oxitocina y se establezca el reflejo de eyección. Las siguientes horas madre y bebé se sentirán cansados y querrán dormir mucho. Es esencial que estén cerca para que la madre pueda reconocer la necesidad de mamar del bebé (movimientos suaves de succión de la boca) y se pueda continuar con la succión para que el proceso siga funcionando. Después de esta etapa de descanso, el bebé estará nuevamente alerta y querrá mamar mucho pues tendrá hambre. Es esencial que se le ofrezca el pecho siempre que muestre interés (a demanda del bebé). De aquí en adelante el bebé mamará con frecuencia para promover la subida de la leche que puede suceder entre el segundo y el quinto día después del parto.

2. Debemos forzar al bebé a engancharse al pecho porque no sabe. La lactancia es una necesidad y un disfrute. Madre y bebé saben instintivamente lo que tiene que hacer y no se les debe forzar físicamente al enganche al pecho. He visto a enfermeras abrir la boca de un bebé dormido, llorando, intranquilo, etc. y ponerle el pecho para que mame… ¿pero que estamos pensando? no podemos obligar a un bebé a engancharse al pecho. Debemos fomentar la lactancia a demanda, es decir ofrecer a la madre y al bebé un espacio tranquilo para que el bebé se enganche al pecho cuando quiera hacerlo. Estar ahí para darle confianza a la madre, que sepa que puede hacerlo, que se sienta a gusto, feliz.

3. Cuando hay dolor en los pezones las pezoneras son la mejor solución. Las pezoneras deberían estar prohibidas! El dolor en los pezones es normal al inicio de la lactancia, es una zona muy sensible que de pronto se encuentra muy estimulada. Si apoyamos a la madre y le enseñamos a posicionar correctamente al bebé para que el solo pueda abrir la boca mucho y pueda mamar eficientemente es suficiente. También es importante evitar chupones o biberones pues confunden al bebé que puede luego mamar solo cogiéndose al pezón lo cual es doloroso y puede inclusive generar grietas. El dolor, si no hay grietas, se irá soló en unos días cuando los pezones se fortalezcan y se hagan a la succión constante del bebé. Inclusive si hay grietas, las pezoneras no ayudan. Hay muchas otras maneras de solucionar el problema de las grietas.

4. Hay una solo posición cómoda para amamantar. Hay diversas posiciones, todas sirven y la elección de una u otra dependerá del lugar, las circunstancias o las preferencias de cada madre. En el postparto inicial cada mujer puede ir probando estas diferentes posiciones hasta encontrar aquella que le acomode mejor en cada situación. Aquí les dejo unas cuantas imágenes de la fantástica web de apoyo a la lactancia materna ALBA (www.albalactanciamaterna.org).

sentada teta rugby teta durmiendo teta en cama teta

5. Y finalmente las muy conocidas citas celebres del apoyo negativo: no tienes suficiente leche, tus pechos son muy pequeños/grandes, el bebé no sabe mamar, tienes que darle el pecho cada 3 horas (A DEMANDA POR FAVOR, eso quiere decir cuando el bebé tenga ganas), tu leche no alimenta (esta si que es absurda con la cantidad de información sobre el valor nutricional de la leche materna que hay actualmente), te tiene que subir la leche rápido porque el calostro no alimenta (la subida de la leche puede tardar entre 2 a 5 días y mientras tanto el bebé está perfectamente alimentado de calostro), etc… pues hay todo tipo de consejos inútiles hoy en día.

Recordemos que las claves para una lactancia exitosa son el apoyo, la confianza, el constante contacto madre-bebé y la succión (la gran estimulante de la producción de leche). No sólo el apoyo del personal sanitario debe ser positivo, el apoyo de los familiares y amigos es también importante pues el estado emocional de la madre, tanto negativo como positivo, la afecta y mucho…. la madre debe estar tranquila y sentir confianza en su habilidad para amamantar a su bebé.

Cuando el inicio de la lactancia no se da de manera apropiada y surgen complicaciones por falta de apoyo o en situaciones especiales hay maneras de superarlas, siempre hay esperanza… para eso hay grupos de apoyo y asesores de lactancia especializados. Pero el ideal es que no lleguemos a ese punto, que las madres y los bebés estén cerca desde el inicio y que la lactancia se establezca con tranquilidad y sin problemas… es momento de instaurar la asesoría positiva en lactancia, parece un absurdo pues quien pensaría que se da una asesoría negativa, pero dada la situación actual en las clínicas no queda otra que ser muy explícitos con respecto a lo que queremos… APOYO POSITIVO, CARIÑOSO, RESPETUOSO!

Y les dejo una caricatura de Maitena sobre la lactancia y la necesidad de recibir apoyo positivo e información!

Lactancia materna 7