Consulta a tu doula: los bebés que muerden

No se que hacer con mi hijita de un año, me muerde a cada rato!!! algo me quiere decir, pero su comunicación es morderme!!! Mi esposo me dijo que una vez no mas lo mordió a él y la puso en la cuna un rato y luego le dijo que no se muerde que duele y nunca mas, pero a mí ni con eso, me sigue mordiendo. Algo quiere, porque le doy agua o la acuesto y era eso, pero como le enseño a decirme lo que quiere sin morderme!!!!! fuera que duele no quiero tener esa comunicación con ella, no se que estoy haciendo mal. Le enseño señas para agua, para dormir….. pero a mi no más me muerde.

Mi bebé de un año me muerde bastante, no sólo cuando amamanta (lo cual me hace doler mucho), sino q en cualquier momento y en cualquier lugar y sólo a mi nunca a mordido a su papá y no se cómo decirle que a mamá le duele es decir se lo digo verbalmente y por ahí q a veces me pone cara sería o triste pero sigue haciéndolo.

mordisco

***********************

Lo me cuentan es muy común, tranquilas que no estás haciendo nada mal, es sólo un problema de comunicación. Algunos niños muerden pues de pequeños los reflejos orales, como la mordida, forman parte de su desarrollo psicomotor normal y son un elemento esencial en su sistema de comunicación. A través de la boca los niños aprenden y comunican muchas cosas. Sin embargo, las mordidas son dolorosas y es importante que sus bebés comprendan que hacen daño y que no deben seguir haciéndolo.

¿Porqué los bebés muerden principalmente a mamá? El vínculo madre-bebé es el más fuerte de la familia. De pequeños los bebés no se diferencian del todo de su madre y la consideran el referente emocional por excelencia, es decir, su madre es la persona con la que más confianza tienen y a ella le comunican la mayor parte de las cosas pues saben que ella dará respuesta a sus demandas. Eso es bueno pues su madre es su referente emocional principal pero también es importante que se definan límites claros de convivencia cuando alguna dinámica hace daño a alguien.

En el caso de las mordidas deben decirle con firmeza a su bebé (pero sin hacerles daño o dejarlos sin atención) que no les gusta y que no quieren que lo vuelvan a hacer. Los bebés deben reconocer cuando alguna actitud que tiene no es aceptable, es parte de su aprendizaje, de su socialización. Es importante decirles como nos sentimos cuando muerden, háblenles… los bebés comprenden muy bien lo que sentimos y cuando nos comunicamos con ellos son muy buenos escuchando. Recuerden que los límites son importantes en la crianza, le dan sentido y estructura al bebé/niño. Pero no debemos exagerar, deben ser límites claros de convivencia que les ayuden a comprender las reglas de su propio mundo y deben ser comunicados con firmeza pero también con amor.

A la par con esto pueden ayudarles, si quieren, a comunicar las cosas de otra manera, como las señas, pero el mensaje principal debe ser el otro, que las mordidas hacen daño y que deben dejar de hacerlo… luego podrán buscar juntos otras formas de comunicación.