El uso del sostén y su impacto en la salud femenina

Aquí les dejo este artículo fantástico sobre los efectos negativos del uso del sujetador respaldado por bastante evidencia científica… creo que merece la pena cuestionar un poco su uso indiscriminado… porque al parecer la constante presión de los pechos no permite un drenaje linfático y venoso adecuado y disminuye su capacidad de detoxificación … por estas razones su uso excesivo parece estar ligado a un mayor riesgo de cáncer de mama.

Para pensar un poco sobre el uso excesivo del sostén hoy en día y su efecto en la salud de la mujer. Tal vez es sabio liberar los pechos de vez en cuando y de cuando en vez, al estar en casa o en ambientes íntimos… yo siempre me he sentido atrapada usando el sostén y tiendo a usarlo poco en casa. Pero ahora me da gusto leer (ya en varios artículos que dan vueltas por la red) que no estaba loca y que no es tan bueno como nos han hecho creer… que al final el cuerpo es sabio y si lo escuchamos y seguimos nuestra intuición vamos siempre por el buen camino.

Reproducción parcial de un artículo del blog de Terapia Craneosacral en:

http://kontxigarmendia.blogspot.com.es/2013/11/ventajas-de-decirle-adios-tu-sujetador.html

El sujetador es un invento reciente, apareció en la vida de las mujeres sobre 1800, en sustitución del apretado corsé, que era perjudicial para la salud de los órganos y de la columna vertebral. Podríamos decir que fue un avance en la salud de las mujeres. Entre corsé y sujetador, me quedo con el suje, pero sigo eligiendo la libertad,… La producción a gran escala sobre el año 1930 convirtió al sujetador en una prenda imprescindible para toda mujer occidental. La industria del sujetador es ahora un mercado de miles de millones de dólares dominado por las grandes corporaciones multinacionales, las cuales por nada del mundo quieren que te plantees que tu sujetador podría ser perjudicial  para tu salud, pero si aún lo dudas al final del texto tienes referencias de varios estudios.

Toda la información nos lleva hacia la misma conclusión. Que el sujetador NO ES SANO. Es de sentido común. Si la circulación, tanto linfática como venosa, esta restringida, las toxinas se acumulan en el tejido mamario. Y de tejido intoxicado a tejido enfermo hay un paso. El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres, independientemente de su raza o grupo étnico, es la causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres hispanas y es la segunda causa más común de muerte por cáncer en las mujeres blancas, negras, asiáticas/nativas de las islas del Pacífico, indoamericanas/nativas de Alaska. El pecho es un órgano extremadamente sensible y es posible que los pechos de nuestras mujeres nos estén avisando de que las condiciones en las que estamos viviendo no son saludables.

Un reciente estudio francés ha demostrado que las mujeres que no usan sujetador  tienen pechos más firmes incluso a medida que envejecen. Si tienes una lumbalgia y te pones una faja, vale, te aliviara en el momento de dolor agudo, pero si abusas de ella, los músculos y los tejidos de la zona perderán firmeza, se volverán fofos, porque el trabajo que ellos tendrían que hacer ya lo hace la faja y tienes muchas probabilidades de que tu problema se cronifique. Pues lo mismito pasa en los pechos, porque estas leyes de la naturaleza funcionan igual en todo el cuerpo. Incluso el Consejero Delegado de Playtex, John Dixey, afirmo que “No tenemos ninguna evidencia médica de que el uso del sujetador pueda prevenir la flacidez , ya que el propio seno no es músculo por lo cual mantenerlo tonificado es imposible”.

Parece un panorama deprimente, pero ¡TENGO BUENAS NOTICIAS! El cuerpo, igual que la mente, tiene una plasticidad increíble, y los tejidos del pecho también pueden recuperar parte de su firmeza y su salud si les das la oportunidad. ¿Cómo? Pues aquí van unas ideas:

QUITATE EL SUJETADOR. Si aún no te atreves por la calle, al menos ¡quítatelo en cuanto llegues a tu casa! Demuéstrate que puedes abrir tu mente a nueva ideas, y prueba el ejercicio físico, la danza, y rebotar sin sujetador.  Permite que el libre MOVIMIENTO del cuerpo active la circulación linfática y circulatoria.

MASAJEA tus pechos para ayudar a esta activación, desintoxicación y quizás lo más importante, a esta pacificación con tus pechos… y no estoy hablando de auto-examen, buscando una “anormalidad”, no, estoy hablando de cariñito y apreciación.

Para las amantes de los estudios y las pruebas científicas que sepan que los hay pero la difusión que se ha hecho de ellos es prácticamente inexistente.

Estudio de la BBC sobre la relación entre el uso del sujetador y el cáncer de pecho”  En el libro ” Dressed to Kill : La relación entre el cáncer de mama y el sujetador ” (Sydney Ross Singer y Soma Grismaijer) , se hace una extensa exposición de un estudio que hizo la BBC en el que se preguntó  a más de 4.700 mujeres con y sin cáncer de pecho, en cinco grandes ciudades en los EE.UU. sobre el uso del sujetador . Encontraron un dramático incremento del riesgo de cáncer de mama en mujeres que usaban su sujetador más de 12 horas al día , y este riesgo se disparaba en las mujeres que usaban su sujetador 24 horas del día, incluso para dormir:

– Las mujeres que no usan sujetador  (o casi nunca ) tienen un riesgo de 1 entre 168 posibilidades de desarrollar cáncer de mama.

– Las mujeres que usan un sujetador menos de 12 horas al día tienen un 1 entre 152 posibilidades de desarrollar cáncer de mama.

– Las mujeres que usan un sujetador mas de 12 horas al día, pero no para dormir tienen un 1 entre 7 probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

– Las mujeres que usan un sujetador 24 horas al día tienen  3 entre 4 probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

Estudio de Harvard  (1991) publicado en el European Journal of Cancer que mostró que en las mujeres peri menopáusicas el uso del sujetador aumentaba por dos el riesgo de sufrir cáncer de mama.

También se realizo un estudio en Japón según el cual los sujetadores de cierre hermético pueden aumentar la temperatura del tejido del pecho . Y este aumento de calor puede causar una reducción en la producción de melatonina por la glándula pineal, lo cual es un factor de riesgo para el cáncer de mama .

Estudio realizado en Venezuela: Patologías mamarias generadas por el uso sostenido y selección incorrecta del brassier en pacientes que acuden a la consulta de mastología H.U.A.L. marzo – junio 2010. Departamento de Salud Pública, Universidad de Carabobo, Venezuela.Autores: Marcos Eduardo Quijada Stanovich. Médico Cirujano.

RESUMEN: El uso sostenido e inadecuado del brassier es un factor predisponente importante de aparición y desarrollo de patologías mamarias condicionado por el tiempo de uso y características específicas de dicha prenda correspondientes a accesorios y tipo de tela.

Objetivo General: determinar la incidencia de patologías mamarias generadas por el uso sostenido y selección incorrecta del brassier en pacientes que asisten a la consulta de mastología HUAL durante el periodo marzo–junio de 2010.

Conclusión: La selección incorrecta del brassier dada por el uso de ballenas, rellenos y accesorios que realzan las mamas y aunado con el uso prolongado del mismo, trae como consecuencia la alteración de la salud mamaria femenina.

INTRODUCCIÓN La sociedad actual le otorga notable importancia al aspecto físico del cuerpo, y ejerce fuerte presión hacia el culto del mismo, sobretodo el de la mujer, el cual es usado como estereotipo de belleza y símbolo de sexualidad en medios de comunicación. En este sentido, las mujeres han mostrado gran preocupación por la conservación y firmeza de sus mamas. De ahí la importancia del brassier, cuya función estética y de sostén ha generado tendencia a usarlo por largos períodos de tiempo, a pesar de la incomodidad que ello pueda generar. La mayor dificultad se presentan a la hora de seleccionar un brassier adecuado a las características propias de la mama, donde el error, según Puertas, es optar por uno más pequeño de lo ideal, lo que puede llevar al desarrollo de diferentes patologías mamarias. (1) Un brassier ajustado de copa, de aros pequeños para la mama, o de bandas elásticas poco ajustables comprime vasos sanguíneos circundantes y se acumulan toxinas que limitan el flujo de las vías linfáticas locales por donde deberían ser desechadas. Aunado a esto, el uso prolongado del mismo llevará a la alteración de la salud mamaria femenina, pues además, tapar los poros de la piel resulta una acumulación de gérmenes que, según el tipo de tejido de la prenda, sintética o acrílica, puede causar alergias o infecciones. (2)