El microbioma humano, esencial para nuestra salud y bienestar

En el cuerpo humano hay diez veces mas células de microorganismos, bacteria, virus y hongos que células humanas. Esta frase puede hacer que muchas personas corran a desinfectarse, pero la realidad es que estos microorganismos son esenciales para nuestra salud y bienestar. Sin ellos podemos enfermar.

Imagen

Lo interesante para mi que estoy siempre investigando el impacto de la manera como nacemos y nos criamos, es como ingresan estos microorganismos a nuestro cuerpo y como se nutren y fortalecen. Como muchas cosas en la vida, los obtenemos inicialmente de nuestra madre. Hay estudios que proponen que inclusive durante el embarazo, el feto no se encuentra estéril, los microorganismos del estómago de la madre pasan al feto, nutriéndolo. Por esta razón es esencial la buena alimentación de la madre y el mantenimiento de un microbioma digestivo sano. Al nacer, mientras pasa por el canal de parto, el bebe se pone en contacto con mas microorganismos maternos, de la vagina y el ano. Estas son las semillas del microbioma humano, que se van nutriendo luego de las bacterias de la leche materna y del entorno familiar, fortaleciendo el metabolismo y sistema inmune del bebé. Estos microorganismos toman forma y se fortalecen en los primeros años de vida. Es mas, el microbioma humano es único para cada persona, es como una huella digital, si lo cuidamos será diverso y fuerte, si lo maltratamos será débil y poco diverso.

Estos microbios hacen muchas cosas, educan a nuestro sistema inmune sobre lo que es saludable y lo que nos enferma. De esta manera eliminan los agentes peligrosos y cuidan los agentes “buenos”. Cuando crecemos, los microorganismo son la primera línea de defensa contra agentes peligrosos que pueden enfermarnos. Algunos inclusive pueden liberar sus propios antibióticos.

Los microorganismos son  diferentes en cada parte de nuestro cuerpo. Algunos viven en las zonas húmedas, grasosas y secas pues diferentes especie de organismos se han adaptado a cada zona de nuestro cuerpo. Pero el hábitat mas grande y complejo de microorganismos es el estómago, donde a parte de ayudar al sistema inmune, ayudan a regular nuestro metabolismo.

Los investigadores proponen que el aumento de algunas enfermedades se está dando por la eliminación continua de estos microorganismos en nuestro cuerpo. Como ya hemos dicho, el primer impacto debilitador se da en la maternidad debido al aumento de nacimientos por cesárea, la disminución de la lactancia, la excesiva desinfección y limpieza de los bebés y su entorno, y el excesivo consumo de antibióticos en la primera infancia, pues la colonización en esta etapa siembra las bases de nuestro microbioma. Mientras crecemos el impacto debilitador aumenta. Hoy en día nos alimentamos mal, desinfectamos nuestro entorno constantemente y tomamos muchos antibióticos. Todo esto nos lleva a enfermar más. Por ejemplo, un microbioma inestable en el estomago puede ser el responsable del cáncer de colon, colitis, obesidad y diabetes. Inclusive se ha descubierto que los crecientes problemas de asma y alergias están relacionados con el debilitamiento de nuestro microbioma.

Esto es un recordatorio de que el cuidado y la manera como vivimos el embarazo, el parto y la primera infancia son esenciales para el bienestar de nuestros hijos. En este caso la colonización eficiente del bebé por los microorganismos adecuados es vital y tiene un efecto a largo plazo en su salud.

Para más información pueden ver un video en inglés del tema desarrollado por npr.org (National Public Radio) en:

http://www.youtube.com/watch?v=5DTrENdWvvM

Y un artículo en inglés de Midwife Thinking:

http://midwifethinking.com/2014/01/15/the-human-microbiome-considerations-for-pregnancy-birth-and-early-mothering/