Los bebés y la importancia de un parto respetuoso

Les comparto este artículo sobre la importancia del vínculo afectivo y el contacto madre-bebé después del parto, una lectura recomendada para padres y también para profesionales que acompañan la maternidad.

Por Maite Gómez – Comadrona

El vínculo es un sentimiento de unión afectiva y emocional que se va generando poco a poco como el mismo embarazo, incluso antes de la concepción con el deseo de tener un hij@.

Pero va a ser con la magia de los primeros momentos tras el nacimiento del bebé lo que conforma la huella más importante en el ser humano: para el papá /la mamá la plenitud de emoción, es el encuentro íntimo, el instante esperado; donde el contacto piel a piel, las miradas, las palabras susurradas en tono acariciante, los silencios, la penumbra, el abrazo, el calor, la primera mamada, suponen el reconocimiento del hij@. Son los momentos sobre los que se sostendrá una relación afectiva para toda la vida.

parto-natural

Este periodo de formación del vínculo sucede aproximadamente durante los 45-60 minutos después del nacimiento. Es en estos momentos cuando el bebé se encuentra alerta, tranquilo, con los ojos abiertos y receptivo al entorno. La sensibilidad del bebé está totalmente abierta y ¿qué pasa? Las luces del paritorio lo/a ciegan, los ruidos y las voces la aturden, la pérdida de la presión y el calor del útero aparecen transformados en vacío y frío, no hay contacto, no le recogen ningunas manos, no siente el latido del corazón de su madre, siente un ahogo, tiene que respirar rápidamente porque le han cortado el cordón de forma brusca, se le retira la alimentación y el oxígeno, es como si el mundo al que llega fuese una amenaza mortal. Tiene que aprender todo en décimas de segundo: respirar, independizarse, buscar alimento, chupar, acostumbrarse al contacto con las ropas, a las manos, a la luz…

La técnica invade los momentos afectivos más cruciales, no hemos aprendido lo que significa la espera, el cuidado, el silencio, el respeto al otro.

¿Qué le ocurre al bebé si no se deja que este periodo de transición ocurra de forma no violenta, cuando hay una separación brusca de su madre? La experiencia de la separación le produce una sensación de vulnerabilidad que quedará grabada en su memoria. Más adelante esta sensación desaparecerá del plano consciente quedando en su inconsciente pensamientos como: vivir es una amenaza, la vida es dolor, la vida es soledad.

Si la vida es tan preciada, ¿porqué no cuidarla con mimo, con respeto, con tranquilidad, con precaución?, observando y viendo cuales son realmente las necesidades del bebé/madre/padre. Tal vez esto fuera el comienzo del desarrollo de personas que pueden confiar en sí mismas, en la vida de un modo natural, profundo gozoso.

Les propongo que cambiemos la manera como acompañamos el nacimiento. Tenemos todas las demostraciones científicas que hay sobre la importancia del vínculo, bastaría con llevar a cabo todo lo que está demostrado e intuido y sería una revolución en la asistencia a la maternidad y al parto.

Sin embargo, intelectualmente comemos más de lo que somos capaces de digerir porque aplicar estos cambios simples implicaría TRANSFORMACIONES radicales en nuestras actitudes en la asistencia, en el enfoque de la maternidad/paternidad, en nuestra manera de entender la salud y sobre todo en la manera de vivir la VIDA.

Sólo puedo decir una cosa !!Intentarlo!!

Tal vez hayamos perdido el gusto por la simplicidad. Hacen falta muy pocas cosas, ninguno de esos costosos equipos monitorizados orgullo de la tecnología, juguete de niño y tan rabiosamente de moda. Nada de eso. Sólo paciencia y modestia, silencio, una atención ligera, pero sin fallos. Algo de inteligencia, preocupación por los otros, y abandono de sí mismo… ¡Ah! casi se me olvidaba, se necesita AMOR. Sin amor la destreza no basta.

MAITE-HIJO-BEBE-250x166Maite Gómez es una comadrona española que brinda asistencia al parto domiciliario desde hace 24 años, fue la impulsora de los cambios para un parto sin violencia en el Hospital de Huercal Overa en Almería, es docente en ámbitos públicos y privados desde hace 15 años y es colaboradora en la formación y gestación de grupos de lactancia materna. En el año 2006 creó el Centro Vidar (http://partoencasa-vidar.es/) que ofrece asistencia al parto domiciliario en Andalucía, talleres pre y postnatales y talleres de formación profesional.

Para mi Maite es una mujer muy especial pues  me acompañó en el nacimiento de mis hijas y compartió conmigo sus saberes formándome como Doula. ¡Gracias!🙂