Los incomprendidos dos primeros años de vida…

Los dos primeros años de vida son los más importantes de todos. En esta etapa crecemos más, aprendemos más, nos movemos más y luchamos más que en cualquier momento de nuestras vidas. Sin embargo no la recordamos y, como adultos, no le damos la importancia que tiene.

baby-surprise

En el útero los bebés tienen todas sus necesidades resueltas, con el nacimiento todo cambia. Desde ese momento tienen que aprender a pensar, sentir, caminar, hablar y relacionarse con el mundo que les rodea. Son los pasos más significativos de sus vidas pues sientan las bases de su desarrollo a futuro. Cada experiencia nueva cambia y da forma a sus cerebros y el rol de los padres es esencial. La manera como nos relacionamos con nuestros hijos define como serán en el futuro, como reaccionarán a cada situación, cuanta empatía desarrollarán, la eficiencia en su aprendizaje, etc.

¿Porque son tan importantes estos dos años olvidados? Aquí lo que la ciencia nos cuenta…

Los primeros meses los bebés intentan darle sentido a su entorno. Duermen mucho (16 horas al día) pero sus cerebros se mantienen muy activos y sueñan el doble que nosotros. Dormir y soñar es la forma que tiene el cerebro de procesar las experiencias del día a día, de enfrentar la inundación constante de nueva información. Además los bebés tienen el sueño mas ligero que los adultos pues necesitan asegurarse de tener a un cuidador a su disposición, recordemos que sin un cuidador ellos morirían, es un instinto de supervivencia perfeccionado evolutivamente.

Y sus sentidos… los bebés reciben los estímulos en bloque, no los reconocen por separado, pueden “saborear en color o oler en sonido”, ¿fascinante no?. Esto se da porque las billones de conexiones entre las células de sus cerebros aún no están organizadas. Parece una desventaja pero les permite vivir el mundo desde otra perspectiva y enriquecerse del entorno. Eso sí, se pueden sobre-estimular con facilidad.

Sus cerebros son muy adaptables y flexibles lo que les permite explorar e interactuar con el entorno al máximo. Mientras más se muevan, toquen, descubran y exploren más rápido aprenderán. En general utilizan el método de ensayo y error en su aprendizaje, pero además tienen dos herramientas evolutivas que los protegen (son mega inteligentes):

  • Instintivamente son temerosos a algunos objetos como las plantas y los bichos,
  • Son cautos, si se les permite explorar con libertad evitarán cualquier cosa que no se vea del todo bien.

En esta etapa los bebés tienen habilidades físicas que perdemos de adultos, pueden sobrevivir a shocks físicos impresionantes, se adaptan a cambios que serían traumáticos para nosotros y se manejan muy bien en situaciones extremas. Como ven, son seres muy fuertes y resistentes, pero necesitan a sus padres para sobrevivir, sin ellos y sus cuidados la vida no tiene sentido. Es por esto que la naturaleza a desarrollado y perfeccionado dos mecanismos claves para atraernos:

  • El llanto, elemento de comunicación esencial que tiene un tono y alcance diseñado para que sea imposible ignorarlo,
  • Su aspecto tierno, es el medio mas poderoso que tienen para atraer a los adultos, encontramos a los bebés irresistibles y queremos cogerlos y cuidarlos…

cute-babies-picturesAdemás se ríen 300 veces al día! Toda una actitud ante la vida😉

Cuando los bebés pasan esta primera etapa entienden nuestro mundo mejor, hablan y caminan…  la vida como la conocemos nosotros comienza para ellos. Pero nunca debemos olvidar que antes de los dos años, aunque no se puedan comunicar como nosotros esperamos y sus cuerpos físicos estén en proceso de desarrollo, sus experiencias son la base de su desarrollo futuro. Si les ayudamos a construir cimientos fuertes, les ayudamos a que sus personalidades florezcan y que sus horizontes se expandan.

Todo lo que hacen en esta etapa, que no comprendemos porque no funciona como esperamos, tiene un sentido natural y lógico, está pensando y diseñado desde hace millones de años. Confiemos en la perfección del sistema, dejémosnos enamorar por sus caritas dulces y atractivas, atraer por sus llantos, impresionar con sus grandes logros. Confiemos en nuestro instinto y en el de nuestros hijos.

* Este artículo esta inspirado y basado en el documental “the secret life of babies” de la BBC. Un documental corto y entretenido que merece la pena ver.