Tus derechos y los de tu bebé durante el parto

Adlam Family Pregnancy Portraits

Al quedarse embarazadas las mujeres imaginan lo que será su experiencia de parto, meditan sobre sus preferencias, expectativas y necesidades, dibujan en su mente el parto soñado… lo que todo mujer desea finalmente es vivirlo en salud y con felicidad. Muchas veces esta búsqueda queda ensombrecida pues el entorno no logra facilitar a la mujer toda la información necesaria para que pueda elegir su propio camino, lo que prima es una lista de protocolos, prácticas y costumbres, muchas veces incomprensibles para ella.

Esta guía recopila los derechos de la madre y el recién nacido durante el parto, descritos en la legislación nacional vigente (LN) y en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) *.

Conocer estos derechos es esencial pues permite a la mujer desarrollar su plan de parto, uno en el que se reconozcan sus particularidades y deseos, uno que deba ser respetado por los profesionales de la salud que la acompañen.

Número de exámenes vaginales (tactos)

OMS: el número de exámenes vaginales se debe limitar al estrictamente necesario; durante la fase de dilatación generalmente una vez cada cuatro horas es suficiente. Si el parto progresa con rapidez, las matronas expertas pueden incluso limitar el número de exámenes a uno. Idealmente, ese sería el examen necesario para establecer la fase activa del parto, para confirmar el hecho de que existe dilatación cervical (el criterio más objetivo de un parto activo).

LN1: el número de exámenes vaginales se debe limitar al estrictamente necesario; durante la fase de dilatación, una vez cada cuatro horas es suficiente.

Beber y comer durante la dilatación

OMS: la nutrición es un asunto de gran importancia y a su vez de gran variabilidad. La manera más apropiada de abarcar el asunto parece ser no interfiriendo con los deseos de la mujer respecto a la comida o bebida, porque en el parto normal debe existir una razón de peso para interferir con el proceso natural.

LN1: el personal debe permitir que la mujer pueda tomar algunos alimentos ligeros durante e inmediatamente después del parto y de preferencia calientes que le proporcionen energía.

Actuación luego de una rotura espontánea de membranas/bolsa

OMS: la ruptura espontánea de las membranas antes del parto, a término, provoca discusiones a cerca del riesgo del examen vaginal, la inducción del parto y los antibióticos profilácticos. El enfoque conservador está apoyado por la evidencia, aconseja una política de observación sin práctica de exámenes vaginales, ni antibióticos, durante las primeras 48 horas después de la ruptura de membranas. Si la mujer no se ha puesto de parto durante este período de tiempo (cerca del 20 % de las mujeres), se podría considerar la utilización de oxitocina.

Rotura artificial de membranas/bolsa (amniotomía)

OMS: no es posible determinar que una amniotomía temprana tenga una clara ventaja sobre el manejo expectante o viceversa. Y es por esto, que en el parto normal debería existir una razón válida para interferir con el proceso espontáneo de la ruptura de las membranas.

Inducción con oxitocina sintética

OMS: acorde con los datos disponibles no está claro que el uso de la oxitocina para acelerar el parto ofrezca ningún beneficio a la mujer o a los fetos. No existe evidencia alguna de que la prevención de un parto prolongado por el uso indiscriminado de la oxitocina en un parto normal sea beneficioso.

La OMS define un parto normal como un proceso que comienza espontáneamente, con bajo riesgo al comienzo del parto manteniéndose como tal hasta el alumbramiento. El niño nace entre las semanas 37 a 42 completas. La estimulación con oxitocina es una intervención importante y sólo debe aplicarse bajo una buena razón. Que una mujer no se haya puesto de parto antes de la semana 42 completa no justifica por si sola el hacer una inducción artificial al parto.

Posición de la mujer durante la dilatación

OMS: diversos estudios han demostrado que, durante la fase de dilatación del parto, la posición supina (echada boca arriba) afecta al flujo sanguíneo del útero. Ponerse de pie o tumbarse de lado se asociaban con una mayor intensidad y eficiencia de las contracciones (su capacidad para conseguir la dilatación del cérvix).

LN1: la mujer debe elegir la posición que prefiera. No se recomienda la posición supina durante la fase de dilatación porque presenta una serie de problemas desde el punto de vista fisiológico. La mujer durante su trabajo de parto puede moverse y cambiar de posición las veces que lo necesite y quiera. La posición vertical, es más fisiológica y acorta el tiempo de trabajo de parto en un 25%. El caminar o la misma posición de pie estimula las contracciones, favorece el descenso del feto y la dilatación del cuello uterino, haciendo que las contracciones sean más eficientes y menos dolorosas, por lo cual muchas mujeres sienten la necesidad de caminar asistidas por sus acompañantes.

Posición de la mujer durante el periodo expulsivo (la salida del bebé)

OMS: diversos estudios han sugerido que una posición vertical o lateral durante el expulsivo tiene ventajas sobre la posición dorsal (horizontal). La posición vertical produce menos incomodidades y dificultades al pujar, menos dolor de parto, menos trauma perineal y vaginal e infecciones. En uno de los ensayos se observó una duración menor del expulsivo en la posición vertical.

LN1: en este tema la norma técnica describe con detenimiento las diferencias entre el parto horizontal y el vertical. Describe el parto vertical como el más eficiente durante el parto.

En la posición vertical el útero de la gestante, al no comprimir los grandes vasos, la aorta ni la vena cava, no ocasiona alteraciones en la circulación materna, ni en la irrigación de la placenta, y por ende no afecta la cantidad de oxigeno que recibe el feto. Hay aumento de los diámetros del canal del parto. La acción positiva de las fuerzas de la gravedad también favorecen el encaje y el descenso del feto. Asimismo, la acción contráctil de la prensa abdominal y las contracciones uterinas favorecidas en esta posición, impulsan al feto hacia la abertura vulvar, como única salida. Existe una mayor eficiencia de las contracciones uterinas durante el trabajo de parto y el período expulsivo, que se suceden con menor frecuencia pero con más intensidad, lo que provoca menos intervenciones obstétricas, menor uso de oxitocina y menos riesgo de alteraciones de latidos cardíacos fetales. El trabajo de parto en la posición vertical, como resultado de las razones expuestas, se acorta sensiblemente. El parto vertical proporciona beneficios psicoafectivos como menos dolor (o ausencia del mismo), sensación de libertad y mayor satisfacción luego del parto. Se permite a la mujer una mayor participación en el nacimiento de su hijo, motivándola a pujar en forma más efectiva, al margen de permitir un mayor control de la situación.

Episiotomías de rutina

OMS: según diversos estudios, no existe ninguna evidencia de que el uso indiscriminado de la episiotomía tenga efectos beneficiosos, pero sí la hay en lo referente a que ésta puede producir daños. En un parto normal puede aparecer la indicación para su realización, pero se aconseja el uso restringido. El porcentaje de un máximo de episiotomías del 10 %, sería un buen objetivo que habría que perseguir.

Pujo dirigido o espontáneo durante el expulsivo (la salida del bebé)

OMS: a menudo las matronas deciden iniciar la fase activa del parto animando a la mujer a pujar una vez se ha diagnosticado la dilatación completa o a veces incluso antes. Pero el manejo fisiológico debería ser el de esperar a que la mujer sienta ganas de pujar. Hay veces que incluso estando la dilatación completa, la mujer no siente la necesidad de pujar y basta con esperar de 10 a 20 minutos para que esta sensación comience. No existen estudios acerca del efecto del comienzo temprano o tardío de la fase activa , pero si los hay con el uso de epidural. Con el uso de ésta, el reflejo de pujar se inhibe. Aunque el pujo continuo y sostenido parece acortar ligeramente este período, esto no confiere ningún beneficio debido a que parece comprometer el intercambio de gas materno – fetal. Los pujos espontáneos más cortos parecen ser mejores.

Cesáreas

OMS: en sus recomendaciones refiere como criterio de calidad una tasa de cesárea del 15% de los partos como máximo, basándose en el número de mujeres en quienes se prevén complicaciones potencialmente mortales durante el parto.

Pinzamiento tardío del cordón umbilical tardío

OMS: el pinzamiento tardío (o incluso el no pinzamiento) es el medio fisiológico de tratar el cordón y el pinzamiento temprano es una intervención que necesita de una buena justificación. La transfusión de sangre de la placenta al niño, si se realiza el pinzamiento tardío, es un proceso fisiológico y los efectos adversos son improbables, al menos en casos normales.

LN2: en recién nacidos a término y en buenas condiciones, para el pinzamiento y
corte del cordón umbilical se deberá esperar de 2 a 3 minutos post nacimiento.

Contacto piel con piel , cuidados del recién nacido

OMS: el contacto temprano piel con piel entre la madre y el recién nacido es importante por muchas razones. Psicológicamente estimula a la madre y al niño a acostumbrarse el uno al otro. Tras el nacimiento los niños se colonizan con bacterias. Resulta ventajoso que el recién nacido se colonice con las bacterias cutáneas maternas y no por las bacterias de las matronas o las hospitalarias.

LN2: luego del nacimiento se debe realizar el contacto piel a piel que consiste en colocar inmediatamente al recién nacido sobre el vientre materno. El contacto piel a piel debe ser por un tiempo no menor de 45 a 60 minutos, con esto se promueve el apego, se fortalece el vínculo afectivo madre-niño/a, iniciando la lactancia materna y buscando lograr una lactancia materna eficaz. Esta técnica además previene la pérdida de calor por contacto y evaporación. El contacto piel a piel deberá ser realizado desde el inicio y en forma permanentemente por el equipo profesional responsable de la atención neonatal.

Inicio de la lactancia materna

OMS: hay que animar al amamantamiento temprano, a ser posible en la primera hora postparto.

LN2: el recién nacido debe haber iniciado la alimentación con leche materna dentro de la primera hora de vida y debe continuar con lactancia materna a libre demanda. Enseñar a la madre las técnicas para el amamantamiento, procurando vincular en esta labor educativa al padre y la familia.

*Bibliografía

1) ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. CUIDADOS EN EL PARTO NORMAL: UNA GUÍA PRÁCTICA. Ginebra, 1996.

2) LN1: MINISTERIO DE SALUD. REPÚBLICA DEL PERÚ. RESOLUCIÓN MINISTERIAL 598-2005. NORMA TÉCNICA PARA LA ATENCIÓN DEL PARTO VERTICAL CON ADECUACIÓN INTERCULTURAL. Lima, 2005.

http://www.unfpa.org.pe/publicaciones/publicacionesperu/MINSA-Norma-Tecnica-Atencion-Parto-Vertical.pdf

3) LN2: MINISTERIO DE SALUD. REPÚBLICA DEL PERÚ. RESOLUCIÓN MINISTERIAL 828-2013. NORMA TÉCNICA DE SALUD PARA LA ATENCIÓN INTEGRAL DE LA SALUD NEONATAL. Lima, 2013.

ftp://ftp2.minsa.gob.pe/normaslegales/2013/RM828_2013_MINSA.PDF