Cuando nuestros hijos lloran por nosotras…

La conexión entre una madre y su bebé es indescriptible. Por muchos meses, inclusive años, madre y bebé se comportan como un mismo ser, comparten emociones, sensaciones, frustraciones… y muchas veces, cuando nosotras no podemos o queremos llorar, nuestros hijos lloran por nosotras.

Me ha tocado muchas veces llegar a hacer una visita postparto y encontrar un bebé que llora sin parar, “sin razón” aparente. Por supuesto que lo primero en estos casos es descartar cualquier tema médico o de salud, pero cuando buscan mi ayuda generalmente ya han visitado al pediatra con anterioridad y todo “está bien”, en teoría. Entonces ¿que pasa? ¿porque el bebé no para de llorar? La gran mayoría de veces nuestro bebé está llorando por nosotras.

En el postparto nos encontramos muchas veces sobrepasadas, agotadas por la falta de sueño, de apoyo, de comprensión, de contención. Pero también nos encontramos intentando mantener el control, intentando ser madres “buenas” que todo lo pueden, no hay tiempo ni espacio para la expresión de nuestras necesidades y sentimientos, no hay tiempo para pedir ayuda, no hay tiempo para llorar con tranquilidad y seguridad. Entonces, nuestros bebés, que nos aman con locura y con pasión y que sólo quieren hacernos felices, lloran por nosotras.

Si te sientes sobrepasada, con el cuerpo en constante tensión y el corazón a punto de sobresaltos, con lágrimas contenidas, tranquila, todas hemos pasado por eso, es normal. Pero recuerda que la maternidad no debe ser un martirio o un constante sufrimiento, es intensa y cansada, pero de ninguna manera debe ser aplastante. Hemos puesto tanta energía e ilusión en la llegada de nuestro bebé que debe ser un momento de disfrute, y lo es cuando priorizamos nuestro bienestar y el de nuestro bebé.sad mother

Si tu bebé está llorando por ti, escúchalo, escúchate, busca ayuda y apoyo positivo, aléjate de aquello y de quienes te hacen daño. Organiza tu vida para pasar tiempo con las personas que les aman y les dan lo que ustedes necesitan, absorbe los consejos que te resuenan e ignora los que te asustan o preocupan, descansa mucho, come bien, descansa más. Relájate, ríete, besa a tu bebé, tócalo, háblale – disfruta.

Si tienes complicaciones o muchas dudas con la lactancia o el cuidado del bebé busca ayuda profesional, es mejor solucionarlo todo a tiempo que esperar a que la crisis sea grave. Hay doulas y asesoras de lactancia especializadas que pueden apoyarte y darte la información y cuidados que necesitan. Busca alguien en tu zona, inclusive hay grupos de apoyo gratuitos.

Si tu bebé está llorando por ti, llora con él, déjate llevar, suéltalo todo… vas a ver que después, cuando hayas dejado salir lo que sientes, podrás ver las cosas con mayor claridad y empezar a solucionar de a pocos aquellas cosas que te preocupan o molestan. Tómate la vida con calma, nada es tan importante como para dejar que te haga daño a ti o a tu bebé, casi todo puede esperar, excepto descansar, comer bien, disfrutar.

Advertisements

2 thoughts on “Cuando nuestros hijos lloran por nosotras…

  1. Tienes toda la razón, nuestros bebés lloran por nosotras y a mi me ha pasado que he estado tan perdida que me he puesto a llorar con ella, eso me hacía sentir mejor. Que lindo post!

Comments are closed.