El potencial de nuestros bebes

Esta semana comenzamos nuestro taller de preparación al parto con una sesión fantástica, el embarazo. Cuando hablamos de este tema es imposible no hablar del desarrollo del cerebro de nuestros pequeños, su plasticidad, su gran potencial, tanto dentro del útero de mamá como fuera. Una de nuestras participantes nos comentó que había visto la última película protagonizada por Scarlet Johansson, Lucy (1), y que no fue hasta ese momento que se dio cuenta del gran potencial que tiene el desarrollo del cerebro de los bebés y de la responsabilidad que tenía como madre.

potencial

Inspirada por su comentario creí importante escribir sobre este tema, en especial porque hoy en día tenemos obsesión por la estimulación (o sobre-estimulación) de los niños, tanto durante el embarazo como después, en un intento por tener hijos “Lucy”, superdotados. 

¿Cual es nuestro rol como padres en el proceso de aprendizaje de los niños? Personalmente pienso que nos toca acompañar y apoyar a nuestros hijos en su proceso de crecimiento y desarrollo, maximizando sus capacidades por supuesto, pero siempre respetando sus propios ritmos, inquietudes y necesidades. Lo esencial es comprender que el mayor potencial de desarrollo se da desde la seguridad afectiva, es desde ahí donde se inician todos los caminos que nos permiten crecer, independientemente de cual sea el recorrido que escojamos.

Para comprender el porque de esta afirmación, hablemos un poquito del desarrollo de nuestros cerebros, desde la ciencia, de la mano de Nils Bergman.

La mayoría de los mamíferos tienen al nacer el 80% del desarrollo cerebral que tendrán de adultos. En cambio, los bebés humanos sólo tiene al nacer el 25% de dicho desarrollo, y alcanzan ese 80% al año, terminando de desarrollar a los 2-3 años de edad. El crecimiento del cerebro está determinado genéticamente durante las primeros tres meses de gestación; a partir de ahí los caminos no están pautados genéticamente, se desarrollan según las vivencias emocionales de la criatura, sus emociones moldean sus neuronas.

Nacemos con muchísimas neuronas, pero sin conectar. Estas neuronas se van conectando y ramificando dependiendo de las experiencias vividas (eso es la neuroplasticidad, muy grande en niños y muy baja en adultos). Y aquí radica la importancia de dichas vivencias y el trato que reciban nuestros bebés desde el primer momento: cuando el bebé/niño se siente atendido y satisfecho su tejido nervioso se fortalece o, contrariamente, su desarrollo se frustra si se encuentra en estado de alerta, miedo o estrés.

estimulo2

El desarrollo del potencial es un concepto que hay que tomar con pinzas, debemos darnos cuenta que puede desarrollarse de muchas maneras. Hacia el lado positivo, fortaleciendo la autoestima, la creatividad, la alegría por la vida o, de lo contrario, hacia el lado negativo, fortaleciendo el miedo, la inseguridad, la agresividad. ¿Como quieres que sea el potencial de tus hijos?

(1) En la película, Lucy logra utilizar el cien por cien de su cerebro (debido a una droga sintetizada a partir de una sustancia que se libera durante el desarrollo fetal) dándole acceso a las partes más ocultas de su mente, desarrollando habilidades como la telequinesis, la cancelación de dolor, la habilidad de absorber el conocimiento de forma instantánea y una velocidad espectacular. Esta película es sin duda ciencia ficción, sin embargo esta basada en la teoría de que el ser humano sólo usa y desarrolla un reducido porcentaje de su cerebro.

Advertisements