Los mitos del líquido amniótico teñido con meconio durante el parto

Hay tanta información valiosa y fantástica en internet y mucha de ella está en inglés y es una pena porque no todos podemos acceder a ella… esta semana me encontré con otro blog interesantísimo, se llama MidwifeThinkink.com escrito por Rachel Reed una mujer que se define como comadrona, educadora y “nerd” del parto.

Es un blog muy técnico con mucha información sobre parto y esta semana encontré un artículo muy interesante sobre los mitos y las consecuencias de que la madre tenga el líquido amniótico teñido de meconio (primeras cacas del bebé) durante el parto. Lo he traducido (de manera general) y lo comparto con ustedes.

La maldición del meconio

Querido bebé,

Por favor contén tu caca antes de nacer. La gente grande del mundo exterior se asusta mucho si ve tu caca y van a querer cambiar tu manera de nacer si ven que no has sido capaz de retenerla. A tu madre le dirán que estás en peligro y la atarán a un monitor continuo. Esto va a disminuir su capacidad de movimiento y va a aumentar la probabilidad de que nazcas por cesárea. Tu madre será inducida con medicamentos y esto generará mas intervenciones. Tendrás que atravesar la vagina de tu madre rápidamente y si no lo haces te jalaran con aparatos médicos. Al nacer te meterán tubos por la nariz, boca y garganta, te cortarán el cordón automáticamente y te entregarán a una persona desconocida y se tardarán en llevarte de vuelta con tu madre… entonces, por favor hazte un favor a ti y a tu madre y contén tu caca hasta que hayas nacido.

meconio

El meconio es una mezcla de agua (70-80%) con líquido amniótico, células epiteliales, lanugo, etc. Entre el 15 y 20% de los bebés hacen caca antes de nacer y tiñen el líquido amniótico. Hay tres razones por la cuales esto sucede:

  • porque su sistema digestivo está maduro. Esta es la razón más común (30-40%) y no es causante de sufrimiento fetal
  • porque su cordón o cabeza están siendo apretados momentáneamente (durante el parto). Esta es una respuesta fisiológica normal y no es causante de sufrimiento fetal
  • sufrimiento fetal que resulta en hipoxia. Sin embargo, la relación exacta entre el sufrimiento fetal y el líquido teñido de meconio es incierta. Puede haber sufrimiento fetal sin el líquido teñido y viceversa. El monitoreo de los latidos del bebé es un mejor indicador de sufrimiento fetal.

Hoy en día casi todos los bebés que tienen el líquido teñido de meconio son diagnosticados con sufrimiento fetal (la tercera opción) y esto es incorrecto y genera intervenciones innecesarias.

El líquido teñido de meconio se vuelve peligroso solo en el caso que el bebé lo aspire y es una complicación muy rara. El bebé solo aspirará el meconio si le falta oxígeno antes o durante el parto e intenta respirar, es decir que no estuviera recibiendo oxígeno de la placenta. El meconio no es un problema por si solo, el bebé tiene que tener un nivel muy alto de hipoxia.

Entonces, lo lógico sería que cuando observamos un líquido teñido de meconio intentemos crear condiciones para que el bebé no sufra de hipoxia o sufrimiento fetal para evitar que lo aspire. Lamentablemente en la práctica actual se hace lo contrario, se induce el parto, se rompen las membranas, se asusta y estresa a la madre, se le obliga a empujar … todas estas intervenciones aumentan considerablemente la posibilidad de sufrimiento fetal y por lo tanto de que el bebé aspire el meconio lo que puede resultar fatal. Otra intervención que se realiza en estos casos es el corte automático del cordón umbilical, eliminando el ingreso extra de oxígeno que le da la placenta al bebé y que es un mecanismo natural de transición para que el bebé pueda oxigenarse hasta que respire perfectamente utilizando sus pulmones. Es el mundo al revés…

Entonces cuando encontramos el líquido teñido debemos evitar promover el sufrimiento fetal, siguiendo estas recomendaciones (es todo un poco repetitivo pero merece la pena escribirlo nuevamente):

  • monitorear al bebé (este es el único indicador eficiente de sufrimiento fetal)
  • no romper las membranas, de esta manera el meconio estará mas diluido y habrá menos riesgo de inhalación de meconio si aspira el líquido. Además de hacer el parto menos doloroso
  • no asustar y preocupar a la madre. Hay que explicarle a la madre la situación con claridad
  • proveerle a la madre de un ambiente relajado para que libere oxitocina natural y el parto progrese con tranquilidad
  • evitar la inducción al parto
  • esperar a que el cordón deje de latir para cortarlo
  • después de nacer, mantener al bebé cerca de su madre, piel con piel.

Aquí les dejo el link del artículo original en inglés, vale la pena leerlo:

http://midwifethinking.com/2010/10/09/the-curse-of-meconium-stained-liquor/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s