Las mujeres de mi vida…

Mis últimos 6 años han dado un vuelco completo a mi vida. Para mi ha sido como abrir los ojos a una realidad paralela que desconocía, un viaje en tren rápido a lo profundo de mi ser…Abrir los ojos ante lo realmente importante… quien soy, que quiero de mi vida, que quiero darle a las personas que quiero y al mundo en general. Dejar de lado prejuicios, miedos, ideas preconcebidas, inseguridades…

Un viaje de ida femeninoy de vuelta constante, intentando comprender como ser feliz, como mantenerme sana, analizándolo todo… así, sin fin… y la verdad es que no siempre es igual, muchas veces es doloroso, otras es maravilloso pero quiero creer que es un viaje real donde lo único válido es conocerme cada día mejor, a la verdadera yo, conectarme con mi niña interior y descubrir que me motiva, que hace que brillen mis ojos, que salte mi corazón, que imagine, que sueñe despierta.

La gran realidad es que antes de que nazcan mis hijas estaba perdida, perdida en una mujer desconocida, que seguía las reglas de juego pactadas por otros… no más, porque no quiero enseñarle a mis hijas que eso es vivir “bien”… no quiero conformarme porque espero que ellas aprendan de su madre que sólo hay una manera de vivir y es hacerlo con plenitud. Quiero que sepan que realmente pueden ser todo lo que ellas sueñan, que son mujeres, que son poderosas, que son cíclicas, que son valiosas, que son imperfectas pero que siempre serán amadas por sobre todas las cosas.

Pero sólo podré enseñarles todo eso si realmente me lo creo yo… que soy una mujer amada, que soy una mujer valiosa, que soy poderosa y que nada me define, solo yo misma… realmente debo creer que puedo ser todo lo que quiero, que el cielo es el límite.

Mi camino sigue cada día… intentando conectarme conmigo misma y con otras mujeres y hombres que recorren un camino similar, dando y recibiendo… porque somos seres sociales y nos necesitamos unos a otros, necesitamos apoyarnos en los que ya estuvieron ahí…

Advertisements

4 thoughts on “Las mujeres de mi vida…

  1. Tu vuelta a casa nos privó de compartir pudiendo abrazarnos… Me alegra mucho poder leerte cotidianamente.
    Un beso grande para tu preciosa familia.

  2. Sí, Aivi, no sólo te acompaño sino que agradezco el privilegio de poder hacerlo. Eres fuerte y valiente y cada vez más conectada contigo misma, Te aplaudo P

    ________________________________

Comments are closed.